El Athletic reacciona a tiempo para meterse en la pelea europea

El Athletic se ha metido de lleno en la pelea europea. Los rojiblancos han reaccionado con nota tras el regreso a la competición para luchar por la sexta o séptima plaza que permiten jugar por el viejo continente la próxima temporada, un anhelo deportivo, según han reconocido los propios jugadores y el entrenador, y también institucional, porque en ello va parte del presupuesto de la campaña venidera ahora que la economía ha quedado bastante tocada por el parón liguero que se ha prolongado durante más de tres meses.

El equipo de Gaizka Garitano llegó al impasse competitivo motivado por la crisis sanitaria del coronavirus como décimo clasificado, con 37 puntos sumados en 27 jornadas de Liga después de nueve victorias, diez empates y ocho derrotas, con 29 goles a favor y 23 en contra. A una media de 1,37 puntos por encuentro. La mala racha sufrida entre la decimosexta jornada y la vigesimoquinta, ambas incluidas, con cinco empates y otros tantos partidos perdidos, truncó la buena trayectoria que llevaba hasta entonces el conjunto rojiblanco.

Los leones han sumado 14 puntos en estos 9 partidos

Los leones recuperaron el pulso a LaLiga justo antes de que estallara con toda su crudeza la pandemia. Los bilbaínos rompieron la serie citada anteriormente con un triunfo ante el Villarreal en San Mamés (1-0) y también ganaron a la semana siguiente en la visita al Valladolid (1-4) correspondiente a la Jª 27. Los jugadores y el cuerpo técnico se fueron para sus domicilios con la tranquilidad de saber que había posibilidades de seguir optando a Europa una vez regresara la competición.

Mejor promedio

La reacción desde la vuelta hasta ahora así lo demuestra. Los rojiblancos han superado el promedio de puntos por partido en las nueve citas disputadas desde que el 14 de junio disputaron el primer choque post-confinamiento. Ahora la media es de 1,55 por encuentro.

El Athletic ha disputado nueve encuentros con un balance de cuatro victorias -Betis (1-0) y Mallorca (3-1) en casa y Valencia (0-2) y Levante (1-2) en los dos últimos desplazamientos-, dos empates frente a Atlético (1-1) y Eibar (2-2) y tres derrotas, 1-0 ante el Barça, 0-1 con el Real Madrid y 1-2 frente al Sevilla en Bilbao.

Los rojiblancos supieron competir en el Camp Nou y también ante los blancos, partido que estuvo mediatizado por el VAR con aquel pisotón de Sergio Ramos sobre Raúl García que no recibió la misma consideración que el de Dani García sobre Marcelo, que sí fue castigado con penalti. Lo mismo ocurrió en la cita con los hispalenses. El Sevilla fue bastante superior en la segunda mitad y se hizo acreedor al triunfo, pero el colegiado y el videoarbitraje también se comieron un claro agarrón dentro del área de Munir a Iñigo Martínez.

Raúl García, determinante

En estos nueve encuentros, Raúl García ha copado gran parte del protagonismo. El navarro ha marcado seis de los doce goles de los leones. Ha hecho doblete en los dos encuentros jugados en la Comunidad Valenciana frente al equipo che y al Levante y también anotó en el empate de Ipurua y en el triunfo casero frente al Mallorca.

Villalibre ha marcado dos goles y el resto se los reparten MuniainAnder CapaIñigo Martínez y Sancet. De esta manera, estos dos últimos futbolistas han estrenado su cuenta como goleadores con el primer equipo.

Los dirigidos por Gaizka Garitano tienen que rematar esta reacción tras el confinamiento en los dos partidos que restan para finalizar el torneo de la regularidad, el último arreón del curso. Este jueves ante el Leganés en San Mamés (21 horas) y el domingo en la visita al Granada, que también pelea por el mismo objetivo, en el mismo horario unificado para los partidos donde hay algo en juego. Dos citas que marcarán toda una temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *