Ferrando: «Veo al Atlético y me recuerda al Simeone futbolista»

El entrenador valenciano tuvo a Simeone a sus órdenes en la temporada 2004-05. Este martes el equipo rojiblanco, su exequipo, juega ante el Levante en su casa, en La Nucía.

El Atlético juega contra el Levante en el hogar de La Nucía, equipo entrenado por César Ferrando (Tavernes de la Valldigna, Valencia, 1959). El extécnico rojiblanco analiza al equipo del Cholo y los recuerdos que tiene de él y de la casa.

—¿Cómo le va la vida?

—Ahora estoy muy a gusto entrenando en La Nucía. Después de dos años en Malasia y la India, estoy otra vez por casa. Esta temporada ha sido la primera de La Nucía en Segunda B y hemos hecho un buen año.

—Y ahora tiene al Atleti en su casa…

—Es una alegría enorme. Si algo le faltaba a nuestra ciudad deportiva es que uno de los grandes de Europa jugase en el Camilo Cano. El campo ha quedado muy bonito. Da sensación de calidez.

—Dice la leyenda que ningún visitante ha ganado en el nuevo estadio…

—Eso es una estadística. El Atlético está capacitado para ganar en cualquier sitio. Da gusto verle. Desde que está Simeone ha dado un salto de calidad.

—Hay gente que critica al Cholo…

—Me chirrían esas cosas. Yo cada vez que veo al Atlético me da la sensación de que es un equipazo. Sabes que va a pelear hasta el final. Cumple con la definición de equipo a la perfección. Podrá estar mejor o peor, pero siempre está ahí. No se merece esas críticas.

—Usted tuvo a Simeone en el Atleti (2004-05), ¿cómo era?

—Me encontré un jugador muy profesional y trabajador. El Cholo era lo que es ahora su equipo: disciplina, carácter, respeto… Su Atlético me recuerda a él cuando era jugador. En pocos meses me demostró muchas cosas y siempre le agradeceré su comportamiento hacia mí.

—¿Tenía madera de entrenador?

—En un equipo ves a futbolistas a los que les gusta entender el juego, están pendientes del rival, son enciclopedias. Con Simeone me pasó eso, era capaz de hacer movimientos porque se daba cuenta antes de que se los mandara.

—También vivió con el mejor Torres. ¿Hay gente que le ve como presidente del Atleti?

(Risas). Habrá que preguntarle a Miguel Ángel Gil. En serio, eso son cosas de la prensa rosa del fútbol. Yo sólo puedo hablar bien de Torres. Es un jugador top y una persona diez, de las que dejan huella. El fútbol español perdió a uno de sus pilares cuando se retiró.

—Para finalizar, ¿qué le pasó a su Atleti?

—Fue un año bastante raro. Perdimos la final de la Intertoto contra el Villarreal en los penaltis. No lo merecimos y nos condicionó. Estuvimos bien y luego tuvimos muchas lesiones. Al final sufrimos, pero siempre estaré agradecido a este club.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *