Isak, histórico a gol por remate

  • Isak se convierte en el pichichi de la Real emulando marcas de Aldridge y Kovacevic

Isak celebra su tercer gol al Deportivo Alavés

Isak aniquiló al Alavés y la Real goleó. La actuación del delantero centro txuri urdin entra en la historia a gol por remate que efectuó a la portería de Pacheco. Todos sus lanzamientos terminaron en el fondo de las mallas. Una actuación descomunal, por la efectividad y los registros que graba el sueco en la base de datos del club.

Previo aviso, un cabezazo con marchamo de gol que tropezó en TachiIsak anotó un tanto por cada uno de los otros tres tiros a puerta que disparó ante el Alavés. Una estelar aportación que le convierte directamente en el pichichi de la Real esta temporada. 12 goles suma Isak con los tres de ayer, uno más que Mikel Oyarzabal (11). Todos los del internacional nórdico han sido en la Liga.

Cada vez que vio puerta, Isak rompía un récord. Desde el primer gol que celebró, al filo del descanso a pase de Merino. La volea del escandinavo significó emular marcas de legendarios delanteros realistas como Aldridge Kovacevic. Codearse con ‘pancers’ de esta clase es sinónimo de entrar en una especie de Olimpo. Isak fue ayer el tercer futbolista de la Real en encadenar seis jornadas seguidas de Liga marcando. Tan histórico como el rematador británico y el carismático balcánico.

Isak había logrado igualar los 11 goles de Oyarzabal esta temporada con su segunda obra ante el Alavés y la tercera fue la guinda. El hat-trick le llevó en volandas a la cabeza de goleadores realistas y además se estrenó como autor de un triplete con la camiseta txuri urdin. Se trata de la réplica del que logró como delantero del Willem II en la Eredivisie.

Para la afición

Isak pasa a ser el noveno extranjero más efectivo de la Real, con 28 goles en 73 partidos. Si hubo algo que no le agradó al joven sueco de 21 años, tendría que ver, a buen seguro, con la ausencia de público. Con no poder celebrar con la gente su gran jornada como cañonero de la Real. Se acordó de la afición a la conclusión de su recital en un mensaje con declaración de intenciones: “Espero que el siguiente lo celebremos juntos en el campo”.

Isak no descarta, por lo tanto, más tardes como esta. “Hemos sido efectivos y yo también”, resumió el sueco, admitiendo que las asistencias que recibió de MerinoSilva Oyarzabal fueron “increíbles”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *