Juego largo, áreas y decide el punto fatídico

Garazi abrió ayer la cuenta para el Athletic desde el punto de penalti ante el Tacon. Lanzó con su tranquilidad habitual, ajustado al poste derecho de la portería defendida por Ezquerro, que dibujó una buena y extensa estirada. Pero no llegó. La central getxotarra también hizo el 1-0 desde el punto fatídico en la ronda anterior ante el Granadilla en Lezama. Aunque ante las madrileñas lo hizo en el minuto 33 y contra las tinerfeñas en el 98, ya en la prórroga. Un marcador que redondearon después Lucía y Gimbert ante las canarias.

Sobre el verde de San Mamés quedaron claras las intenciones de las rojiblancas. Balón largo a la derecha para Azkona, a los diez segundos, cuyo centro se paseó por la línea de gol sin encontrar rematadora. Esta jugada se repitió en múltiples ocasiones. Escoradas al costado derecho. Buscando los espacios. Atacando la espalda de la zaga visitante. Con la joven delantera de Iruña como estilete. En medio de ese escenario, un disparo arriba de Maite Oroz, supuestamente pretendida por su rival para la próxima campaña, cuando ya se denomine Real Madrid.

Combinación eléctrica

Erika, a la que le anularon un gol por fuera de juego en el minuto 46, también trataba de hacer daño con las jugadas de estrategia. Mientras, el Tacón lo que hacía era pisar área en sus llegadas. Con peligro. Tuvieron su opción en la primera mitad la brasileña Thaisa, la más clara, y las suecas Asllani y Jakobsson. Pero el marcador se desatascó a balón parado. Primero, con ese comentado penalti, cometido por Ainoa, con leve empujón a Azkona.

Una eléctrica combinación entre Oroz, Azkona y Erika no acabó en gol por centímetros con el remate de la veterana killer en el área pequeña, llegando como un obús desde atrás. Y ya en el descuento de la primera mitad llegó el empate. También por medio de la estrategia. Córner botado desde la derecha, Ainhoa se la comió en la salida y dejó el balón a la paraguaya Jessica Martínez, sola, para empujar únicamente. Volver a empezar.

En la segunda mitad, las de Villacampa saltaron con más determinación en cuanto a la idea de pisar área. En dos acciones. Un remate de cabeza de Moraza en un córner que Ezquerro atrapó sobre la misma línea. Y un tiro de Yulema, tras pase horizontal de Damaris, tapado por la zaga. A partir de ahí, no se pudo ver ese reparto de planteamientos tan diferenciado como en la primera parte.

Lanzamiento fotocopiado

De nuevo, la ruptura llegó desde el punto fatídico. En el minuto 64, la brasileña Daiane derribó con claridad e Erika dentro del área. La navarra le robó la cartera y el móvil en esa jugada a la defensa brasileña del Tacon. Y Garazi repitió lanzamiento. Fotocopiado. Serena. A la derecha. Ajustado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *